Martes 18 de junio del 2019
AUTONÓMICA
HISTORIA AUTONOMÍA
CABILDOS
1er. Cabildo del Siglo XXI - “AUTONOMÍA Y LAS 11 TAREAS”
2do. Cabildo - “AUTONOMÍA Y TRABAJO”
3er. Cabildo – “CABILDO DEL MILLÓN”
Martes 18 de junio del 2019
Act ºC
A+ | A- | Contraste       pdf

3er. Cabildo – “CABILDO DEL MILLÓN”

Ante la violación a la decisión popular de 4 departamentos en optar por Autonomías Departamentales (Santa Cruz, Beni, Pando y Tarija), deciden el 15 de diciembre de 2006 convocar a cabildos simultáneos, (en la capital cruceña se reúnen un millón de personas), donde el pueblo le da la potestad a la AsambleaProvisionalAutonómica de redactar y socializar el Estatuto Autonómico.

Un año después (15 de diciembre de 2007) esta misma asamblea en sesión pública en la Casa de Gobierno, aprueba en grande y detalle el Estatuto del Departamento Autónomo de Santa Cruz, para ser puesto posteriormente a consideración de los cruceños a través de un Referéndum Departamental.

“El Cabildo del Millón”determinó que la Prefectura de Santa Cruz acceda a un Régimen Autonómico Departamental, mediante un referéndum departamental o por otra vía democrática, en caso que la Asamblea Constituyente persista en aprobar una nueva Constitución Política del Estado por mayoría absoluta o desconocer el mandato vinculante de la Consulta del dos de julio del 2006.

Del mismo modo la multitud concentrada a los pies del Cristo Redentor, resolvió ratificar la conformación de la Junta Autonómica Democrática de Bolivia como instancia de coordinación para conducir el proceso de consolidación de las Autonomías en los departamentos donde ganó el Sí. Una impresionante muchedumbre, reafirmó la unidad del país y demandó al Gobierno Central el respeto a las leyes y al sistema democrático para que se mantenga la paz en el país, a pesar de la provocación a la violencia, atribuida al Movimiento Al Socialismo (MAS) que dejó varios heridos en la localidad de San Julián. Al unísono de un ‘Sí’, el prefecto de Santa Cruz, Rubén Costas, recibió el respaldo de la gente para que se conforme el Estado Social democrático de derecho, plural, e incluyente con ciudadanos y ciudadanas libres para Bolivia.

“Estamos de pie por el verdadero Estado social democrático de libertad con garantías constitucionales y justicia social. Estamos aquí porque rechazamos la negativa del presidente Evo Morales a cumplir con el mandato de redactar la nueva Constitución Política del Estado sobre la base de los dos tercios que la ley de convocatoria a la Asamblea Constituyente le demanda”, señaló Costas.

La primera Autoridad del Departamento dio como tareas para cumplir el referéndum por autonomía departamental la preservación de la integridad territorial de los departamentos del país, además del reconocimiento en sus estatutos departamentales de los derechos indígenas de acuerdo a las particularidades de cada etnia.

Otra tarea consiste en continuar con la elección de los prefectos de manera democrática e implementar el voto popular para elegir a los miembros de las Asambleas Departamentales. En cuanto a las competencias los gobiernos departamentales deberán compartirlas con el gobierno central y con los municipales, en los ámbitos de los recursos naturales renovables y la preservación ambiental.

El modelo autonómico tendrá una descentralización fiscal con recursos suficientes para sostener sus competencias, sin que a ningún departamento se le disminuya un solo centavo, teniendo la capacidad para planificar su desarrollo y crear sus instituciones de autogobierno.

Para finalizar Costas enfatizó que el incumplimiento de los principios señalados en la nueva Constitución Política del Estado, en relación a las autonomías departamentales, significará una desobediencia el mandato constitucional expresado en el Referéndum del dos de julio pasado.

 

Discurso del Prefecto Rubén Costas Aguilera  en el Cabildo del 15 de diciembre de 2006

¡Somos una democracia!¡Por eso hemos venido todos hoy a exigir el cumplimiento de la ley! Ciudadanos y ciudadanas de Santa Cruz al pie de nuestro Cristo Redentor, símbolo de nuestros Cabildos y símbolo de nuestras luchas. Ciudadanos y ciudadanas de todas las provincias de nuestro departamento que desde sus plazas, barrios y casas están presentes. Hombres y mujeres de Pando, Beni, TarijaHermanos que están con la frente en alto en La Paz, en Cochabamba, en Oruro, en Chuquisaca, en Potosí. En todos los rincones de Bolivia y del mundo. Autoridades de los departamentos que nos acompañan,  Señores de los medios de comunicación y observadores internacionales Invitados especiales Hermanos: ni las piedras ni la violencia, ni la desinformación de la intolerancia oficial, han sido suficientes para detener el entusiasmo y fervor con que, cambas, collas y chapacos han acudido hoy a este cabildo de Santa Cruz, para exigir el cumplimiento de la ley. No quiero continuar estas palabras sin antes rendir un sentido homenaje a esos hombres, mujeres y niños libres y pacíficos que fueron agredidos por la violencia de intolerantes masistas, que no pudieron detener hoy esta concurrencia masiva. Estamos en este histórico lugar en el que reafirmamos nuestro orgullo de haber elegido esta tierra cruceña, a la que hemos aprendido a amar apasionadamente todos cuantos nacimos o vinimos a vivir en ella. Estamos en el Cabildo del millón de personas, que se celebra al mismo tiempo, bajando desde el injustamente olvidado Pando, pasando por el inmenso Beni, que va en pos de su desarrollo y  progreso, llegando a la pujante, cosmopolita y bendita Santa Cruz; encontrándose con la Tarija llena de futuro y promisión. Estamos en estos Cabildos, porque sabemos que desde 1825 se ha construido una república injusta, que excluye a las tierras bajas y del sur y margina más del sesenta por ciento del país Estamos en estos Cabildos porque creemos que Bolivia es una e indivisible, un país pluricultural y multiétnico, hecho de trabajadoras y trabajadores  del campo y las ciudades, trabajadores manuales, intelectuales e industriales.Mujeres y hombres que emprenden las más diversas formas  de vida, en busca de un mejor destino y un lugar amable en su país. Estamos aquí y en Pando, Beni y Tarija, porque todos somos originarios, sin exclusión de etnias, razas, religiones, ni colores humanos. Todos somos bolivianos Estamos en estos Cabildos, porque somos producto de una mezcla de voces, saberes y voluntades diversas que le hacen frente a la adversidad y, quieren ser una Bolivia unida en la diversidad.  Por eso les decimos a Bolivia y al mundo entero, que nuestra propuesta autonómica, es transparente, creativa y lúcida para el momento actual de Bolivia, como lo es en muchas partes del mundo. Por eso hoy se adhiere a ella casi la totalidad del país. Los bolivianos de oriente y de occidente, como lo demostraron ayer los Cochabambinos, han comenzado a tomar conciencia de que la Autonomía es la mejor forma para entendernos y para administrar nuestro presente y nuestro futuro.La Autonomía es la forma más justa, más equitativa y más solidaria.La Autonomía es la mejor solución para superar los sistemas centralistas que no han funcionado, porque no respetaron nuestros valores, nuestra diversidad y las potencialidades de cada uno de los departamentos del país. Estamos en estos Cabildos, porque en la hora presente, Bolivia padece un vertiginoso proceso que carece de ideología propia luego del quiebre del sistema de partidos políticos, que nos ha llevado a una demagogia populista y perversa, que pretende conducirnos hacia un túnel sin salida. No perdemos de vista que esta es una lucha política, en democracia. Mucho más compleja que una lucha sindical o sectorial. No debemos satanizar la política, porque ella es parte sustancial de nuestro quehacer en una sociedad democrática. Pero que nadie se equivoque, Así como ponderamos la necesidad e importancia de los partidos políticos para la construcción de la democracia, nadie podrá, escuchen bien, nadie podrá apropiarse de este Cabildo, que es de todos nosotros.  El Presidente Evo Morales hace política de día y noche y el mismo es uno de los polos de la contradicción de esta lucha. Pero a falta de argumentos propios y razonables, el Presidente responde a nuestras demandas con amenazas y dobles discursos, menospreciando a nuestros pueblos del oriente y del sur, arremetiendo contra el clamor popular expresado en masivas huelgas de hambre, que exigen, nada más y nada menos, que se cumplan las leyes: La ley de convocatoria a la Asamblea Constituyente y los resultados de la Ley de convocatoria a Referéndum por las Autonomías Departamentales. Presidente, no se equivoque, no instigue a la violencia, llamando a las Fuerzas Armadas de la Nación a preservar la unidad de la Patria. ¡De nuestra parte ésta nunca ha estado en peligro! Lo que se pone en peligro con el autoritarismo, es la democracia, la justicia, la libertad. Valores que los bolivianos no vamos a dudar en defender por ser derechos fundamentales que han costado tantos sacrificios a tantos bolivianos y bolivianas. Presidente, no se equivoque haciendo uso de tácticas propagandísticas que sobrepasan la ética y la política ciudadanas, despreciando los códigos y valores democráticos de la información.Ante los malos consejos de un hombre malvado que recomiende: “miente, miente, que algo quedara”  vamos a contraponer otra mas contundente aun, La mentira siempre será mentira.   Presidente, deje de acudir, día a día, a la manipulación mediática y provocadora, porque con ello solo faltara a la verdad y promoverá las divisiones y la violencia. Ningún gobierno ha gastado tanto del dinero de los contribuyentes en propaganda mediática oficial.  Su visión hegemónica de un proyecto étnico cultural no puede excluir a una parte importante del país y a sus habitantes. Las mentiras no se pueden escudar como accidentes del lenguaje. El fin no puede justificar los medios, al amparo de ocultos colaboradores del régimen. Su estrategia desinformativa, Presidente, lo puede llevar a la perdición y la derrota, porque ante ella, impondremos ejercicios unificadores y trasparentes, como el Cabildo de hoy día, donde la gente ya no solicita, sino, exige el respeto y cumplimiento de la ley. Estamos en estos Cabildos para decirle al país y al mundo que no somos lo que nos endilgan vilmente el Presidente y sus voceros. Es cierto que tenemos una visión distinta del mundo y de  las cosas, es cierto que tenemos formas distintas de trabajar y de producir, pero rechazamos con vehemencia las injustas acusaciones  con las que nos provocan. No somos opresores, no somos oligarcas, no somos latifundistas, no pretendemos dividir al país, no queremos separarnos de nuestra Patria, no queremos apropiarnos de las riquezas naturales con las que Dios y la naturaleza han bendecido estas tierras. Estos Cabildos son la mayor demostración de unidad, integración y hermandad en la historia de Bolivia. Estamos de pie porque queremos para Bolivia un Estado Social Democrático de Derecho, plural, incluyente, con ciudadanos y ciudadanas libres. Porque queremos un Estado y un gobierno que no compre conciencias ni votos; que no conviertan a los pobres en mendigos de un Estado que quiere pensar por ellos, que quiere hablar por ellos, que quiere decidir por ellos, pero sin escucharlos. El verdadero Estado Social Democrático lo concebimos como protección y no como postración, como garantía para brindar salud, educación, viviendas y trabajos dignos para todos los hombres y todas las mujeres de Bolivia.  Un Estado Social Democrático es libertad con garantías constitucionales y justicia social. Dejemos que los pueblos crezcan de acuerdo a los valores esenciales del género humano. Permitamos que las personas usen todas sus capacidades para crear riqueza, empleo y trabajo digno. Propiciemos el desarrollo con equidad, y respeto, preservando el medio ambiente, que es nuestro presente y nuestro futuro.Un Estado Social Democrático de Derecho, debe contar con la voluntad de gobiernos sanos y sabios,  que redistribuyan la riqueza generada por hombres y mujeres, con mayor equidad. ¡Ese es el país que queremos y por el cual estamos luchando! Ciudadanas y ciudadanos de Bolivia. Ciudadanos y ciudadanas del mundo  Estamos aquí porque rechazamos la negativa del Presidente Morales a cumplir con el mandato de redactar la nueva Constitución Política del Estado sobre la base de los 2/3 que la Ley de la convocatoria a la Asamblea Constituyente le demanda. Su negativa Presidente, ha inducido a que la Asamblea caiga en una ilegalidad inadmisible y vergonzosa ante el país y ante el mundo. Esa negativa sólo desnuda la existencia de un espíritu autoritario de gobierno y pone de manifiesto su rechazo a acatar el mandato constitucional del Referéndum por las Autonomías Departamentales del 2 de julio pasado. ¡Estamos presentes en los Cabildos porque exigimos el cumplimiento de la Ley!Porque queremos una nueva Constitución Política del Estado que nos incluya a todos y a todas, con nuestras voces, sentimientos, razones y voluntades. Este no es un grito de independencia sino de unidad. O si se quiere, de independencia sí. Pero independencia de quienes nos pretendan imponer un gobierno producto de una visión extranjera. Los bolivianos queremos un presidente boliviano. Un presidente independiente de injerencias foráneas. Un presidente y un gobierno en donde seamos las bolivianas y los bolivianos todos quienes impongamos a partir de una visión propia y diversa nuestro presente y nuestro futuro. Hoy queremos reafirmar nuestra vocación de construir una sola Bolivia. Unida, sobre la base de las Autonomías Departamentales. Autonomías que son y siempre han sido un principio unificador de nuestra realidad con valor democrático en si mismas. La autonomía no divide al país, divide al poder único y centralista. Por eso la rechazan.  Los resultados del Referéndum Autonómico nos obligan a luchar para que las Autonomías Departamentales se hagan efectivas y contengan, ineludiblemente, los siguientes aspectos: 

 

Uno:La Autonomía será Departamental, preservando la integridad territorial actual de los departamentos y del país. 

Dos:La Autonomía contemplará, en sus correspondientes estatutos departamentales, el reconocimiento de los derechos indígenas de acuerdo a las particularidades de cada etnia, en cada departamento. 

Tres:La Autonomía se desenvolverá en el marco de un Estado Social y Democrático de Derecho: ·                                 Que respete los tratados internacionales sobre derechos humanos, ·                                 Que reconozca a las personas como sujetos de derechos y obligaciones ·                                 Que respete las libertades fundamentales conforme a la Declaración Universal de los Derechos Humanos.  Sólo así, el acceso al poder y su ejercicio estará sujeto al derecho, con elecciones democráticas basadas en la soberanía del pueblo, con un régimen plural de partidos y organizaciones políticas, sometidos a la fiscalización ciudadana para garantizar transparencia, eficacia  y eficiencia. Garantizando una efectiva separación e independencia de los poderes del Estado, conforme a la Carta Democrática Interamericana. 

Cuatro:Los miembros de las Asambleas Departamentales, así como los Gobernadores Departamentales, hoy Prefectos, serán elegidos directamente por el pueblo.

 

Cinco:Se transferirán a favor de los Departamentos Autónomos, competencias normativas, ejecutivas y administrativas. Es decir, los elementos esenciales que componen un régimen autonómico, sin interferir, con las competencias del gobierno central. Más bien en coordinación con él. 

 

Seis:El régimen Autonómico se configurará en coordinación con los Gobiernos Municipales Autónomos, esenciales al proceso autonómico. 

 

Siete:Los Gobiernos Departamentales deberán detentar competencias compartidas con el Gobierno Central y los Gobiernos Municipales sobre los recursos naturales renovables y la preservación ambiental.

 

Ocho:Los Gobiernos Departamentales deberán detentar competencias compartidas con el Gobierno Central y los Gobiernos Municipales sobre la tenencia y propiedad de la tierra, así como la protección, conservación, uso sostenible, distribución y redistribución de la misma.   

 

Nueve:Las Autonomías se dotaran de un régimen de descentralización fiscal con recursos suficientes para sostener sus competencias, sin que a ningún Departamento se le disminuya un solo centavo de lo que ahora recibe y más bien sean ayudados los Departamentos menos favorecidos económicamente. 

 

Diez:Tendrán la capacidad para planificar su desarrollo y crear sus instituciones de autogobierno. 

 

Once:Las Autonomías como principio universal tendrán la facultad de insertarse de manera directa en el mundo  No incluir estos once principios en la nueva Constitución Política del Estado cuando se trate el tema de las Autonomías en la Asamblea Constituyente, será desobedecer el mandato constitucional expresado en los resultados del Referéndum por las Autonomías del 2 de julio.  Ignorar ese mandato, generaría una deslegitimación de la democracia y sus instituciones. Implicaría un claro rompimiento del orden constitucional, generando daños irreversibles al sistema democrático boliviano. Esa ruptura constitucional, nos obligaría a retomar el mandato soberano expresado en las urnas en el Referéndum del 2 de julio, utilizando los instrumentos necesarios para lograr una apropiación soberana del proceso autonómico. No podemos volver a preguntar la voluntad ciudadana con relación a las Autonomías Departamentales, porque esa respuesta ya la obtuvimos en el referéndum por las autonomías del 2 de julio pasado, donde ganó el Sí de manera contundente. Si aquella ruptura ocurriera, tendremos que volver a recurrir al soberano departamental de Santa Cruz y de los otros Departamentos donde se realizan estos Cabildos. Consecuentemente, en respuesta al mandato del pueblo de Santa Cruz, formulamos a este Cabildo, las siguientes preguntas: 

 

Primera pregunta: Si la Asamblea Constituyente aprueba una Constitución Política del Estado que viole la ley de convocatoria a la Asamblea en lo relativo a los dos tercios, o el mandato vinculante del Referéndum por las Autonomías Departamentales, ¿Rechaza usted esa Constitución ilegal? (El Cabildo respondió: si) En tal caso, ¿Ordena usted a la Prefectura de Santa Cruz dotarse de un Régimen Autonómico Departamental, que consigne los principios de un Estado Social y Democrático de Derecho y el mandato del Referéndum del 2 de julio de 2006, a ser aprobado en un Referéndum Departamental o por otra vía democrática? (El Cabildo respondió: si) 

 

Segunda pregunta ¿Ratifica usted la conformación de la Junta Autonómica Democrática de Bolivia y la faculta como instancia de coordinación para conducir el proceso de consolidación de nuestras Autonomías? (El Cabildo respondió: si) Si esta es la decisión de este tercer cabildo, con la frente en alta, con el espíritu renovado y con la mística propia de nuestros corazones: ¡Adelante cruceños! ¡Sigamos haciendo historia! 

Atención en horario continuo: lunes a viernes de 8:00 a 16:00 Telf 3636001
Av. Omar Chávez Ortíz Esq. Pozo. NIT 176634026
2019 © Gobierno Autónomo Departamental de Santa Cruz. Todos los derechos reservados | Condiciones de uso y Políticas de Privacidad